Transverberación

«Él quiere que continúe viviendo…». María Teresa Rattier

Gracias por las palabras, maravillosas palabras de una hoja bañada en café y fuego—huellas de ceniza enclaustradas en el segundo corazón como una urna. 

Cuando la noche me abriga con dedos rosados, mi añorado campo destila rocío con piel de jara y romero—flores germinan en mi falda, al amparo de sus iris oxidados y mi sonrisa opalescente. Mas se empañan las vidrieras y el rosetón se abre, puerta al tiempo más allá de todo tiempo—inhalación del gramófono y repique de la nota infinita.

Su latido sísmico atraca en mi cintura. Retomamos el paso.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s