Greeny

​—Iris como arcilla de rosas, de amanecer sangre y ocre, royendo el rocío.

Verde.—

Retira los restos de hogar de su ropa con la migración amarrada a la lengua y una promesa inerte en sus dedos trenzados. Cubre las grietas de sus labios con alcohol, coronas de trigo abrazan su rostro apergaminado e ilegible; trazos negros desgarran su piel y, como noche irrefutable que se cree sin resolverse, arropa con pudor sus rasgos marchitos.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s