Consummātum est

«Lo que más me fastidia de la muerte es que no podré ver más a Teresa», Pau Marqués

La Galena encontrada ante las puertas de azufre galardona sus iris oxidados, su latido sísmico.
Uno perfila el réquiem de sus sienes de nácar; el gramófono expira un poema al silencio y, tras su reencarnación en Perseida, la sed asfixia la médula de las orquídeas.
Su esquela firma la sangre de luto.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s