Between angels and insects

Tejo un vestido de muérdago. La paridad se despluma en una nube amorfa, en un oasis desierto, en un reflejo opaco. Mis omóplatos cosen puntos suspensivos con el aguijón de cada abeja que me ha besado. Mi lengua sigue buscando el carraspeo del mutismo, la creación del verbo sabueso. Gritos relampaguean entre costilla y costilla, lágrimas erosionan mis yemas. Sedienta, quiebro; quiebro como un árbol sin raíces, y las golondrinas que un día emigraron de mis ojos vuelven para anidar en mis pupilas y llorar desechos.
Me siento a mi vera y el abrazo se arropa solo; el consuelo ya no se escribe, se ha quedado sin plumas por regalar alas.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s