Untold

Me gustaría poder jactarme de fe, pero carezco de creencia alguna; sin embargo, he de admitir que, dadas las circunstancias, he buscado con determinación una idea a la que aferrarme y, por encontrar, no he encontrado ni un Yo definido al que asirme. Todo cuanto he logrado en soledad ha sido pensar en mí y en todos mis compañeros, escribir cartas viscerales que jamás serán correspondidas y perdonar a la muerte.

Relataría cómo sobreviví… pero tampoco creo en vosotros.

La historia del último hombre en pie sobre la tierra jamás será contada.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s