A mi escaldo

Le recuerdo al verso molotov
de sus poemas incendiarios
escritos
con lápiz antorcha y
papel de liar.
Su lengua de fuego
provoca
el desgarro de una falda volcánica.
Las sábanas de yesca consumen sueños mortales.
Prende
el cigarro de después del cigarro;
yo oxigeno nicotina
al margen de un cenicero extinto.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s