El lobo estepario

Que no soy la oveja negra, que no formo parte del rebaño; que soy el lobo que os sitia, que os enseña los dientes y ataca. El lobo que aúlla improperios a la luna. El lobo que caza acompañado y solo; el lobo que recorre los bosques solo, el lobo que se lame las heridas solo y el lobo que sobrevive solo. El lobo sin doblez de araña, el lobo de garras romas, el que muerde la mano que le da de comer como cualquier niño de caninos incipientes.

El lobo que no se apellida Haller

                                                               porque no tiene familia que lo reconozca.

Anuncios

Acerca de L. Dietrich

Pixieh Tian Shi — El cielo por los suelos y los pies en el aire.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s